Avisar de contenido inadecuado

LINEAMIENTOS PARA LA ORGANIZACIÓN AMBIENTAL DE LA MALLA VERDE Y LA PRESERVACIÓN DE LA FLORA NATIVA DE BARRANQUILLA

{
}

 

JOSÉ RAFAEL BALLESTEROS HERNÁNDEZ
INGENIERO AGRÓNOMO
ESPECIALISTA EN PLANEACIÓN PARA LA EDUCACIÓN AMBIENTAL

 

PREFACIO
Científicos de la FAO, especializados en estudios calidad ambiental urbana, han Afirmado:
“Se reconoce en general que la calidad de la vida en una zona urbana
depende en gran medida de la cantidad y calidad del espacio verde
existente dentro de ella o en sus proximidades. Cuando existen,
los espacios verdes suelen consistir en árboles y aparte
su valor estético, cada vez se considera más
decisiva su función protectora del
medio ambiente urbano.”

1. EXPOSICION DE MOTIVOS
LA SILVICULTURA URBANA, es la disciplina agronómica relacionada con las técnicas aplicables a las masas forestales existentes en los entornos urbanos, con la finalidad de lograr una producción continua y sostenible de bienes y servicios que hagan permisible la convivencia social sostenible, de las comunidades citadinas; visión que contempla la defensa de los espacios verdes urbanos partiendo de la preservación de La Flora Nativa, en razón de la función que esta tiene como principal factor en la estabilización y corrección de los desajustes ambientales ocasionados por el hombre.
Ante el conocimiento de la importancia que tiene el ordenamiento de los procesos silviculturales urbanos, en el presente trabajo, se identifican los Ecosistemas Agrosilviculturales existentes en el espacio geográfico de la ciudad y las especies vegetales nativas que más se adaptan a cada uno de ellos, por considerar que este enfoque constituye un importantísimo paso para lograr la orientación un proceso de planificación de LA MALLA VERDE de la ciudad, que permita a Barranquilla transcender como una CIUDAD VERDE.
La MALLA VERDE de las ciudades, está constituida por el espacio público dentro del perímetro urbano, destinado a albergar vegetación y cuerpos de agua permanentes a los que tengan acceso segmentos significativos de la población, sin incluir las áreas sub urbanas ó rurales; más concretamente, La Malla Verde, corresponde a aquellos espacios arborizados de uso colectivo que actúan como reguladores del equilibrio ambiental y como tales, son elementos representativos del patrimonio natural y garantizan el espacio libre destinado a la recreación, el esparcimiento, la contemplación y ocio para todos los habitantes de la ciudad.
Por tanto, La Malla Verde de la ciudad de Barranquilla está constituida por parques y jardines públicos, bulevares, corredores viales, cauces de aguas, las rondas hidráulicas el Río y de sus caños, Jagüeyes y también por las áreas sociales de carácter privado.
A partir del área constituida por La Malla verde, se calcula un indicador que tiene muchísima importancia en la calidad de la habitabilidad en cada ciudad, por que cuantifica en forma directa las posibilidades que configuran la calidad de vida de cada ecosistema urbano. Este indicador es el estimativo denominado ÁREA VERDE PERCAPITA, derivado de dividir la extensión de su Área Verde, entre la población de la ciudad; estimativo que otorga a cada ciudad una valoración de su capacidad para ofrecer tanto esparcimiento físico como relajamiento mental a sus habitantes; en otras palabras su capacidad para satisfacer la demanda recreativa, de deporte y descanso de su creciente población; en este sentido, el indicador de área verde per cápita es un indicativo de la calidad de vida urbana.
El contacto con la Naturaleza viva, que opera en los procesos de recreación ambiental, ha sido considerado por los especialistas en desarrollo social sostenible, como un mecanismo propicio para qué las personas y principalmente niños y niñas, desarrollen espontáneamente su creatividad y su capacidad para entender la interactividad del hombre y su ambiente, ya que las personas disfrutan de la oportunidad de prevenir muchas afecciones mentales propias de la vida urbana, como son la adicciones de la niñez y la adolescencia por los medios informáticos modernos , las afecciones causadas por el déficit de atención que los padres otorgan en la actualidad a sus hijos y la hiperactividad propia de la población infantil, aspectos que interfieren grandemente sus procesos de crecimiento y desarrollo personal.
Barranquilla comporta a nivel nacional, según reza en un aparte del POT en construcción, tal vez, el índice más bajo de ÁREA VERDE PERCAPITA en el concierto de las principales ciudades del país, ya que su índice de 0,91 Mt2/Habitante (metro cuadrado de área verde por habitante) la ubica muy por debajo de los 15 Mt2/Habitante propuesta en el POT vigente, o el de ciudades como Bogotá con 4,93 Mt2/Habitante o Medellín 4 Mt2/Habitante. Cabe anotar que este índice varía significativamente entre los barrios de ingresos medios y altos y entre los de ingresos bajos. Mientras en la Localidad Riomar, de ingresos altos, el índice es de 2,98 Mt2/Habitante en la Localidad Sur-Occidente es de 0,47 Mt2/Habitante y en la Localidad Metropolitana, 0,37 Mt2/Habitante y con tendencia a disminuir.
Pero además de comportar este índice tan exiguo, de ÁREA VERDE PERCAPITA, existe el agravante de que esta insignificante Área verde, se encuentra devastada por el abandono oficial y la insensibilidad particular, en razón de que los presupuestos asignados para su sostenimiento resultan ser determinantemente insignificantes, en relación con la importancia urbanística y social que tiene este componente ambiental, situación que acontece porque nuestra ciudad, no cuenta con una POLÍTICA AMBIENTAL definida en lo referente a la preservación de su Vegetación , que haga posible el ordenamiento del arbolado dispuesto a lo largo de calles y carreras, en los parques, bulevares y demás áreas públicas y asegurar su mantenimiento en forma adecuada.
Al no contar la ciudad una política ambiental definida que posibilite la preservación de su Vegetación Nativa ó Autóctona, cada cual en la ciudad siembra el árbol ó arbusto que mejor le parezca, sin tomar en consideración que su elección puede determinar más adelante efectos distorsionantes para el ambiente físico, social y cultural de la ciudad; ejemplo de los cual, es el caso de las siembras indiscriminada de Palmeras exóticas, que por su limitado follaje tienen un limitado impacto como atenuantes de la contaminación urbana.

2. VEGETACIÓN Y CAMBIO CLIMÁTICO
Científicos estudiosos del Cambio Climático, han indicado que cada vez habrá climas más extremos y fenómenos climáticos más intensos., que los veranos serán más cálidos y los patrones de las lluvias se modificarán, dando lugar a lluvias más intensas en algunas partes y lluvias menos frecuentes en otras; igualmente, han llegado a concluir que las capas de hielo que actualmente permanecen en los polos y en las montañas más altas, se irán derritiendo, lo que aumentará el nivel medio del mar, inundando permanentemente amplias zonas costeras. Igualmente estos científicos, han concluido que: El uso intensivo de combustibles fósiles y La devastación de los bosques, son los factores antropicos que mas inciden en el calentamiento global del planeta.

Sobre este particular, cabe resaltar el hecho de que la combustión del carbón, petróleo, gasolinas, diesel, gas natural y los combustibles derivados del petróleo, producen gases como el bióxido de carbono (CO2), el vapor de agua, el ozono (O3) , el óxido nitroso (N2O), el metano (CH4) y los cloroflurocarbonos (CFCs).

La radiación procedente del sol al llegar a la superficie de la tierra, donde es absorbida en parte y en parte reflejada de nuevo al espacio, pero al acumularse estos gases en La capa más baja de la atmósfera, conocida como Troposfera, se produce el fenómeno conocido como EFECTO DE INVERNADERO, porque estos tienen la capacidad de absorber parte de la radiación solar que debiera salir reflejada hacia el espacio extra terrestre, lo cual posibilita el Calentamiento de la atmosfera terrestre.

Respecto al segundo factor determinante del Calentamiento global, cabe anotar que Los Bosques y la madera que producen, atrapan y almacenan gran cantidad de bióxido de carbono que es el gas que más incide en el fenómeno de invernadero; contribuyendo considerablemente a mitigar el cambio climático.
“Los árboles y los bosques ayudan a mitigar el cambio climático, al absorber el bióxido de carbono de la atmósfera y convertirlo, a través de la fotosíntesis, en carbono que "almacenan" en forma de madera y vegetación; proceso que se ha denominado "fijación del carbono”… El Carbono constituye alrededor del 20 % del peso total del tejido vegetal; pero además de los árboles mismos, la materia orgánica del suelo de los bosques -como el humus producido por la descomposición de la materia vegetal muerta- también actúan como depósito de carbono."

Con este fundamento se ha indicado que la tala de Bosques es un acelerador del fenómeno de invernadero y que por el contrario la protección y aumento de los espacios boscosos, constituye una forma de remediar la creciente acumulación de los gases de invernadero en la Troposfera.
En nuestro medio donde la arborización se ha orientado con el solo propósito arquitectónico - decorativo, sin tener en consideración la connotación de la arborización como vehículo para la estabilización ambiental del ecosistema urbano, ha imposibilitado la implementación de un proceso de Arborización con un enfoque sostenible, lo que ha conllevado al abandono de parques y demás zonas verdes de la ciudad, quedando expuesta la ciudadanía barranquillera a contar cada día con menos Áreas verdes para su disfrute.
El concepto de Silvicultura Urbana se ha desarrollado en coincidencia con el proceso de concientización operado en la comunidad mundial, ante el reconocimiento de que el acelerado deterioro ambiental es consecuencia del uso irracional que el hombre ha dado a los ecosistemas terrestres; por tanto, su enfoque no sólo se orienta la plantación de árboles en los entornos urbanos, sino que además contempla la planificación y ordenación en gran escala de toda la vegetación leñosa dentro de los limites de una ciudad y en su periferia; lo cual deja atrás el empeño particular de plantar árboles con la sola intencionalidad ornamentalista, que no consulta la opción de orientar el establecimiento de parques, cordones verdes y bosques urbanos, a través de procesos debidamente planificados y fundamentados en un enfoque preservaciónista, en consideración a que la reproducción y multiplicación de la vegetación hace factible su función natural como:
• Atenuante natural del clima, de la velocidad de los vientos y de la contaminación sonora.
• Operante en la captura de partículas de polvo y demás contaminantes suspendidos en el aire atmosférico.
• Agente estabilizador de los suelos.
• Mejoradora del paisaje urbano.
• Posibilitadora de la restauración de los entornos naturales y de la fauna endémica.
Funciones a las que debemos adicionar su papel como relajante sicológico de la población, tal y como lo demuestran observaciones científicas que han demostrado que el color verde, es el que más relajación produce a las personas, de allí que haya sido adoptado como en color prevalente en los uniformes del personal médico y paramédico, probablemente porque el hombre desarrolló su etapa evolutiva inicial, en un medio ambiente fundamentalmente verde. Todas estas característica conceden a la vegetación, la posibilidad de devolver cierta armonía al medio urbano y por consiguiente, desempeñar la importantísima función social de aliviar las tensiones propias de la vida citadina.
La vegetación autóctona o nativa de una región, comporta una importancia singular en los procesos de adaptación de la población humana y animal a las circunstancias ambientales de los entornos urbanizados, porque constituyen un elemento atenuante de las variaciones que en estos se producen, por esta razón La UNESCO, la ha identificado como un elemento constituyente del capital biológico de la humanidad y como una opción importante para enfrentar el proceso de CALENTAMIENTO GLOBAL que afecta la biosfera terrestre.
Conservar los componentes bióticos del ambiente, ha sido una labor de muy escasa transcendencia en Barranquilla, porque infortunadamente se han contrapuesto los intereses particulares a la necesidad de asegurar los servicios que la vegetación y particularmente la VEGETACIÓN NATIVA, ofrece para la población humana y para las diferentes comunidades que comparten su espacio físico.
Con el ordenamiento sostenible de la vegetación urbana de la ciudad, se pretende dar un manejo sostenible a la biomasa vegetal, para así fomentar su aprovechamiento y lograr un adecuado aprovechamiento de los bienes y servicios, que pueda ofrecer la naturaleza vegetal al mejoramiento de la calidad de vida en la ciudad; por tanto, es necesario establecer parques, cordones verdes y bosques urbanos, a través de un proceso debidamente planificado y fundamentado en medidas que posibiliten la preservación de la Biodiversidad vegetal propia de cada entorno.

 

3. ASPECTOS GEOCLIMÁTICOS DE BARRANQUILLA. 

Localización geográfica.- El espacio geográfico de Barranquilla, capital del departamento del Atlántico, está ubicado en La Costa Caribe colombiana, a una latitud 10º 59' 16" al Norte del Ecuador y una longitud de 74º 47´ 20" al Occidente del Meridiano de Greenwich, tomando como centro de referencia ó punto cero La Catedral Metropolitana María Reina.

Está ubicada al Norte del Departamento de Atlántico sobre la margen Occidental del Río Grande de La Magdalena, a escasos 20 kilómetros de su desembocadura; limita al Oriente con El Río Magdalena, al Norte con el Municipio de Puerto Colombia y con La Ciénaga de Mallorquín, al Occidente con los municipios de Puerto Colombia, Galapa y Tubará y al Sur con el municipio de Soledad.

Climatología.- El clima de Barranquilla es de tipo tropical semiseco y su temperatura oscila entre 26º y 30º centígrados, con un promedio de 28.7º C; temperaturas que son refrescadas por las brisas marinas y por las brisas frescas provenientes de La Sierra Nevada de Santa Marta, siendo los meses más lluviosos Marzo, Abril Mayo, Agosto Septiembre y Octubre; el régimen moderado de lluvias existentes en su espacio geográfico, en circunstancias normales se ubica entre los 700 y 900 mm de precipitación anual.

Los niveles pluviométricos de la zona se encuentran entre los 800 a 1800 mm por año. Hay cambios temporales en Barranquilla como vientos de Enero a Marzo, con temperaturas bajas en horas nocturnas y altas moderadas por la brisa marina en horas diurnas.

Régimen de vientos.- Los flujos de aire atmosférico en Barranquilla, inciden por el Noreste la mayor parte del año, lo cual hace que los contaminantes atmosféricos sean arrastrados desde inmediaciones del Corredor industrial de La Vía 40, hacia los sectores que se encuentran más al Sur en el sentido esta línea de flujo de vientos, hasta el punto de que en periodos de fuertes vientos, esta contaminación suspendida sea arrastrada a las afueras de la ciudad; sin embargo, durante un período significativo del año prevalecen vientos suaves y moderados, ocasionando esto que los contaminantes atmosféricos queden distribuidos en la atmósfera circundante de la parte norte de la ciudad.

 

4. DIVISIÓN ECOSISTÉMICA DEL ENTORNO GEOGRÁFICO DE BARRANQUILLA


Los aspectos Geoclimáticos reseñados, determinan la diferenciación de cuatro grandes ecosistemas en el área urbana de la ciudad como son:

a.- Ecosistema de sabana tropical semiesca.-
Determinado en el Suroriente de la ciudad por la influencia de la Gran Llanura caribeña. Se caracteriza este Ecosistema por sus suelos de tipo arcillo arenoso limoso, que soportan una vegetación semicaducifolia, que pierde su follaje en épocas de verano, de altura media alta (20-30 Mt.), cuyos especímenes crecen a considerable distancia unos de otros e intercalados con matorrales y plantas herbáceas que reverdecen en periodos de lluvia.

b. Ecosistema de litoral.-
Configurado en el Nororiente de la ciudad por la influencia de las brisas marinas, circunstancia que determina una más escasa precipitación que en los otros ecosistemas. Predominan en esta ecosistema los suelos calcárea de origen marino, en los que se encuentra establecida una vegetación compuesta por arboles de poca altura (menos de 20 Mt.) y por arbustos espinosos caducifolios propios de bosque espinoso, intercalada con un importante estrato de plantas Subxerofíticas, propias de entornos semidesérticos.

c. Ecosistema rivereño.-
Determinado por la cercanía a las orillas del rio y del complejo hidráulico de los caños. Los suelos prevalecientes en este ecosistema son de origen aluvial y presentan un perfil profundo, sobre el cual se desarrolla una vegetación de altura media alta (30 a 40 Mt.) de hojas perennes y semiperennes, intercalada con una vegetación arbustiva y herbácea que permanece verde la mayor parte del año.

d. Ecosistema de manglares.-
Conformado por la interrelación de las aguas marinas y fluviales en el contorno de la Ciénaga de Mallorquín, constituyendo un entorno eco sistémico intermedio entre el ecosistema de Litoral y el ecosistema rivereño, identificado por una vegetación boscosa de especies higrofiticas que se desarrollan dentro de las agua salobres que se forman en la línea de flujo y reflujo marino, cuyos especímenes más representativos y abundantes son los mangles.


e. Tipología de las especies vegetales asociadas a cada uno de los Ecosistemas existentes.-


MONOCOTILEDONEAS
BAMBÚ Bambusa vulgaris Graminaceae 1,2
GUADUA Guadua augustifolia Graminaceae 1,2
COROZO Ó CAÑA DE LATA Bactriz minor Palmaceae 2,
COCOTERO ALTO Cocus nucifera – Alto Caribe Palmaceae 1,2
COCOTERO ENANO Cocus nucifera - Malayo Palmaceae 2,3
PALMA CENTENARIA Washingtonia regia Palmaceae 2,3
PALMA REAL Roystonea regia Palmaceae 2,3
PALMA ARECA Areca catecha Palmaceae 2,
PALMA CARYOTA Caryota urens Palmaceae 2,
PALMA DE IRACA - JIPIJAPA Carludovica palmata Ciclantaceae 2,
CABUYA O FIQUE Furcraea bedinghausii Agavaceae 2,
SISAL Agave sisalana Agavaceae 2,
MAGUEY Agave aspérrima Agavaceae 2


DICOTILEDONEAS
YARUMO Ó GUARUMO Cecropia leucocoma Urticaceae 1
CARDÓN DE CERCA Celenecereus grandiflorus Cactáceo 1,2
TRINITARIA Bougambilea glauca Nictagináceae  2
CEIBA DE LANA Ceiba pentandra Bombacaceae 1,2,
BALSO Ochroma lagopus Bombacaceae 1
ASTROMELIA Lagerstroemia indica Lythraceae 2
OLLA DE MONO Lecycithis minor Lecythidaceae 2
MANGLE ROJO Rizófora mangle Rizophoraceae 4,
ALMENDRO Terminalia catapa Combretaceae 2,3
PERA Eugenia aquea Myrtaceae 2,
GUAYABA Psidum guajava Myrtaceae 1,2
PERA POMARROSA Eugenia jambos Myrtaceae 2,
CLEMON Tespecia populnea Malváceae 3,4
CAYENA Ó BONCHE Ibiscus rosasinencis Malváceae 2,4
CACAOTERO Theobroma cacao Esterculiáceae 1,2
GUÁCIMO Guásuma ulmifolia Esterculiáceae 1,2
CAMAJON Ó CACAÍTO Sterculea apétala Esterculiáceae 1,2
COCA COSTERA Erythroxylon cartagenencis Eritroxiláceae 2
ÁRBOL DESNUDO Euphorbia trucali Euphorbiaceae 2,3
CEIBA DE LECHE Hura crepitans Euphorbiaceae 2,
NARANGITO Hippomane mancinella Euphorbiaceae 2,2
GUAYACÁN Guajacum oficinale Eritroxiláceae 1,2
CAUCHO Ficus elástica Moraceae 2
SUÁN Ficus gigantocyce Moraceae 1,2
LAUREL Ficus benjamina Moraceae 2
PIVIJAY Ficus pallida Moraceae 2,3
GINDA Ziziphus mauritiana Rhamnaceae 3
ICACO Chrysobalanus icaco Chrysobalanaceae 3
AZAR DE LA INDIA Murraya paniculata Rutáceas 1
NARANJA AGRIO Citrus aurantium Rutáceas 2
MANGO Manguifera indica Anacardiáceae 1,2
MARAÑON Anacardium occidentale Anacardiáceae 2
CIRUELA Sapondias poupurea Sapindáceae 1,2
MAMÓN Melicoca bijuga Sapindáceae 1,2
JOBO Spondias mombin Sapindáceae 1,2
CEDRO Cedrela odorata Meliáceas 1,2
OLIVO Capparis odorantisima Capparidáceae 2
UVA PLAYA Cocoloba uvifera Polygonaceae 3,4
ZAPOTE Mamilkara sapota Zapotaceae 2
CAIMITO Pouteria caimito Zapotaceae 1,2
FLORÓN Plumeria alba Apocynaceae 2
ADELFA Nerium oleander Apocynaceae 2
CABALONGA Thevetia nerifolia Apocynaceae 2,3
TROMPETA DE ORO Allamanda cathartica Apocynaceae 2
ALGODÓN DE SEDA Calotropis procera Asclepidaceae 3,4
GUAYACÁN Guajacum oficinale Zygophyllaceae 2
TRUPILLO Psorosis juliflora Mimosáceae 2,3
CARBONERO ROJO Calliandra carbonaria Mimosáceae 2
CAMPANO Samanea saman Mimosáceae 1,2
CARBONERO BLANCO Calliandra tetrágona Mimosáceae 2,3
CLAVELLINO Caesalpinia pulcherrima Mimosáceae 2,3
CARITO U OREJERO Enterolobium cyclocarpus Mimosáceae 1,2
SAUCE GUAJIRO Parkinsonia aculeata L Cesalpiniáceae 3,4
LUVIA DE ORO Cassia fistula Cesalpiniáceae 2,3
TAMARINDO Tamarindus indica Cesalpiniáceae 2,3
CAÑANDONGA Inga grandis Cesalpiniáceae 1,2
ACACIA ROJA Delonix regia Cesalpiniáceae 2,3
GUAMA Inga heteróptera Cesalpiniáceae 1,2
CAMPECHE Hematoxilum campechanun Cesalpiniáceae 2,3
MATARRATON Gliricidia sepium Cesalpiniáceae 2,3
CASCO DE VACA Bauhinia variegata L. Cesalpiniáceae 2
ALGARROBO Hymenaea courbaril Cesalpiniáceae 1,2
CANTAGALLO Erythrina crista-galli Fabaceae 1,2
ACACIA PERFUMADA Acacia panicrealata Fabaceae 2,3
PELÁ Acacia farneciana Fabaceae 2,3
CACHITOS DE HORMIGA Mirmecodendron costarricense Fabaceae 2,3
SAN JOAQUIN Cordia sebestana Borragináceae 2,3
UVITO Cordia dentata Borragináceae 1,2
MANGLE SALADO Avicennia bicolor Avicenniaceae 4
MANGLE BLANCO Avicennia marina Avicenniaceae 4
ROBLE MORADO Tabebuia rosea Bignoniáceae 4
ROBLE AMARILLO Tabebuia serratifolia Bignoniáceae 1,2
POLVILLO Tbebuia dugandii Bignoniáceae 2,3
TOTUMO Cresentia cujete Bignoniáceae 1,2
TROMPETO Datura arbórea Solanaceae 2
CORAL Ioxora coccígea Rubiáceae 2,3
GARDENIA Gardenia floria Rubiáceae 2,3

HABITAT
Ecosistema de ribera 1
Ecosistema de sabana 2
Ecosistema de litoral 3
Ecosistema de manglares 4


5. PORQUE UN ENFOQUE ECOSISTÉMICO PARA PLANEAR LA MALLA VERDE DE BARRANQUILLA?

La interpretación ecosistémica del ordenamiento de la vegetación en la ciudad de Barranquilla, parte de la comprensión de que las variantes micro climáticas existentes en cada uno de los entornos ecosistemicos de la ciudad, ejercen una clara influencia en la diferenciación y adaptación de la vegetación que en ellos se encuentra dispuesta.
Constituye un proceso natural, el que las plantas a partir de adaptaciones espontaneas llegan a residenciarse y a constituir conglomerados vegetales, cuyas características permiten la identificación un lugar ó espacio geográfico determinado, proceso que posibilita la conformación de las comunidades vegetales autóctonas de ò nativas de una región, connotación que se hace extensiva igualmente a las especies vegetales que habiendo sido llevadas por el hombre a un territorio dado, se han adaptado conveniente en él, adquiriendo un valor cultural y económico determinante por su aporte en el desarrollo social del entorno geográfico en que se les establece.
Este es el caso de Los Mangos, Los Cítricos, El Café y La Caña de Azúcar y otras especies importantes para nuestra economía nacional, que fueron traídos a América durante el periodo de la conquista y la colonia y que hoy por hoy, se consideran especies nativas, aunque técnicamente constituyen Especies Adaptadas.
La FLORA NATIVA, tiene una significativa importancia, si se parte de considerar la forma en que las comunidades desde los tiempo prehistóricos la han utilizado para para suplir sus necesidades alimenticias, sus medicinas, así como los elementos que cotidianamente requieren para su manutención. La Flora nativa ofreció a los nativos y sigue ofreciendo a las comunidades presentes, materia prima como la madera, semillas, hojas, resinas, cortezas, y multiple cantidad de alimentos; pero además, constituye un medio ecológico en el cual se desarrollan y superviven las diferentes especies animales de cada región.
Por las razones expuestas la preservación de la Flora Nativa y de su habitat natural, debe constituir uno de los aspectos específicos sobre los que tiene que versar cualquier política comprometida en la restauración de la Malla Verde Urbana, ya que esta es parte importante del entorno social y cultural de los pueblos aun cuando estos hayan transcendido como grandes ciudades.
Muchos son los beneficios que se lograrían con el agrupamiento ecosistémico de la vegetación de la ciudad, entre estos:
• La reducción de los costos de instalación y adaptación de los especímenes vegetales que se instalan en las aéreas arborizadas.
• La preservcion de la flora nativa local, ya que a partir de ella se configuran, los nichos ecológicos que requiere la fauna endémica para lograr su supervivencia.
• La conformación de espacios propicios para el impulso de la educación y la investigación ambiental.
• la conformacion de una cultura ciudadana adepta a la comprensión de la relación de sostenibilidad que debe existir entre el hombre y su entorno urbano. 


6. PLANEACIÓN DE LA VEGETACION URBANA

La Planeación de la MALLA VERDE URBANA Ó FLORA URBANA , constituye un instrumento que permite estructurar la dimensión ecológica global de una ciudad, ya que la vegetación juega un papel trascendental en el mejoramiento ambiental urbano y esta vegetación ha sido influenciada y constreñida por el desarticulado proceso urbanizador que ha imperado en Barranquilla, el cual se ha configurado como un elemento hostil al desarrollo de su malla verde, lo cual ha propiciado el hecho de que Barranquilla posea el déficit de zonas verdes más bajo del país.
Un proceso orientado a la preservación de la flora nativa y la organización ambiental de la malla verde de Barranquilla, debe orientarse a posibilitar una debida planeación y manejo de las áreas verdes existentes en las diferentes Localidades, propósito que necesariamente debe encaminarse a la realización del Inventario de la vegetación actual, al mantenimiento, control y proyección futura de la población arbórea, proceso que debe constituirse en un elemento fundamental para la preservación de nuestra flora nativa y lograr que Barranquilla incursione en el ámbito de las ciudades verdes del país, en la que la vegetación cumpla su papel como suministradora de sombrío refrescante, como elemento absorbente el ruido del tráfico automotor é industrial, como barrera viva que actúe como rompe vientos, como un filtro purificador del aire atmosférico, como protectora de la erosión; pero además como el sustrato natural que imprimirá al ecosistema urbano beneficios estéticos y psicológicos para el disfrute y el bienestar social.
Cuando se aboca un proceso de Planeación urbana, se debe partir de entender que un asentamiento urbano cualquiera que sea su dimensión, no es más que un espacio del medio ambiente natural intervenido por el hombre con fines habitacionales, productivos, educativos ó recreacionales; espacio que una vez urbanizado es sometido a modificaciones como:
• Sustracción de su masa vegetal nativa, lo cual genera la disminución de la fauna natural que en ella se alberga.
• Utilización indebida del suelo, produciéndose deterioro é inestabilidad de los mismos.
• Generación de contaminantes de diversa naturaleza.
• Ocupación de nichos ecológicos de muchas especies bióticas y de gérmenes que a menudo terminan convirtiéndose en factores de riesgo sanitario causantes de afectaciones zoonoticas y de patologías lesivas a la salud pública.
• Desperdicio de recursos naturales y de suelo biológicamente productivo que queda enterrado bajo el cemento y el asfalto.

Estos aspectos necesariamente deben conllevar el propósito de posibilitar la adaptación y desarrollo de la vegetación establecida en la ciudad, ya que de esta forma se lograría:
• La reducción de los costos de instalación y adaptación de los especímenes vegetales que se instalan en las aéreas arborizadas.
• Preservar la flora nativa local,
• Constituir los nichos ecológicos que requiere la fauna endémica para lograr su supervivencia.
• Lograr la conformación de los espacios verdes que requiere la ciudadanía para desarrollar procesos de recreación, esparcimiento, educación e investigación ambiental. Imprimir un enfoque de sostenibilidad ambiental al desarrollo de la ciudad propiciando el mejoramiento de la relación del ciudadano con el medio urbano.
A la luz de este enfoque imbuido en una concepción sostenible, es posible entronizar el proceso urbanizador con el acondicionamiento ambiental de la ciudad, orientación que permitiría a la ciudadanía tener un contacto más próximo con la Naturaleza viva, medio propicio para qué las personas y principalmente niños y niñas, desarrollen espontáneamente su creatividad, su desarrollo personal y su capacidad para interactuar con su ambiente natural; al tiempo de prevenir muchas afecciones mentales propias de la vida urbana, como por ejemplo las adicciones en la niñez y la adolescencia por los medios informáticos, las afecciones causadas por el déficit de atención que los padres otorgan en la actualidad a sus hijos y la hiperactividad propia de la población infantil, aspectos que interfieren grandemente los procesos de crecimiento, adaptación social y desarrollo de los niños, niñas y adolescentes.
En Barranquilla, existen extensos bulevares y Zonas con gran potencial ambiental, que a la luz de los lineamientos administrativos esbozados en el presente trabajo, bien podrían constituirse en Parques lineales, cinturones verdes ó bosques urbanos; tal es el caso de Las Rondas hidráulicas del Rio y de Los Caños, del antiguo basurero de Las Flores, del mal llamado Jardín Botánico de La Victoria, de los suelos de la Ladera Sur Occidental de la ciudad, entre otros, que técnicamente arborizados, podrían integrarse al desarrollo de la ciudad como PULMONES VERDES aptos para la recreación y el esparcimiento social; ejemplo de este tipo de ejecutorias, lo constituye El Parque Lineal de La Ciudad de Montería, construido a lo largo de la Margen Occidental del Rio Sinú, considerado como una de las mayores atracciones turísticas de la denominada Ciudad de las Golondrinas.

 

7. COMO CONNFIGURAR NUEVOS ESPACIOS VERDES PARA USO COMUNITARIO

Un proceso planificado para lograr la ampliación de la Malla verde de la ciudad, debe enfocar una serie de medidas que permitan armonizar los aspectos enteramente biológicos de la vegetación con la organización paisajística urbana, estas medidas apuntarían al logro de los siguientes aspectos:
? Reglamentar la plantación de árboles a lo largo de las calles y áreas comunes de la ciudad, lo cual debe contemplar la selección de especies ambientalmente compatibles, tamaño mínimo para la siembra, garantía de sobrevivencia arbórea de por lo menos cinco años.
? Establecer un determinante de proporcionalidad entre las áreas verdes y edificaciones, con el fin de fundamentar una política distrital orientada a lograr la ampliación de la Malla verde percapita de la ciudad.
? Posibilitar la conservación de las áreas verdes establecidas, evitando ocuparlas con obras o instalaciones que se contrapongan a su función.
? Evitar la plantación y eliminación de cualquier material vegetal sin el concepto de la autoridad ambiental competente.
? Cuidar que los trabajos de remoción, traslado o retiro de árboles y las labores de mantenimiento, mejoramiento y conservación que se desarrollen en las áreas verdes, se sujeten a la normatividad que se establezca.
? Promover el uso de agua no potabilizada para el riego de las áreas verdes.
? Promover la participación social en los programas de forestación y mantenimiento de la población vegetal establecida.
? Establecer densidades de siembra partiendo de considerar las condiciones topográficas y la vocación ecológica del suelo en las diferentes entornos de la ciudad con la finalidad de posibilitar la sostenibilidad y calidad ambiental del entorno urbano.
? Priorizar el establecimiento de plantaciones ambiental y socialmente viables, priorizando la utilización de especies vegetales nativas, en sustitución de las plantas exóticas no adaptadas al medio, por cuanto su impacto resulta ambientalmente inviable y su mantenimiento extremadamente costoso.
? Elaborar un inventario de la población vegetal existente en la ciudad.
? Elaborar un compendio con las normas ambientales para el cuidado, fomento y manejo de áreas verdes, como forma de establecer los requisitos y especificaciones técnicas que deberán cumplir las autoridades, empresas públicas y particulares que realicen poda, derribo, trasplante y restitución de árboles en el perímetro urbano de Barranquilla.
? Orientar procesos de educación ambiental con el fin de crear conciencia social sobre los beneficios, funciones de la vegetación urbana y su relación directa con el clima, la contaminación, el mejoramiento ambiental, la protección de otros recursos, la recreación, la salud, la convivencia social.
? Posibilitar el aumento de la infiltración de agua en el suelo mediante la utilización de materiales adecuados para la pavimentación de la malla vial con el fin disminuir la excesiva escorrentía generadora de arroyos.
Como antes se aclaró, el concepto de MALLA VERDE URBANA, hace referencia al conjunto de recursos naturales: agua, suelo, clima, paisajes, plantas y organismos asociados a los asentamientos humanos, creciendo cerca de edificios, en jardines públicos y privados, en parques urbanos de diversa escala, en lotes baldíos, etc., así como en las áreas agrícolas y forestales, localizados en el área urbana y periurbana de la ciudad
En nuestro medio, los urbanizadores por lo general están más preocupados por el número total de casas que pueden construir en la superficie de tierra que tienen disponible, que en procurar espacios urbanos saludables, situación que ya ha sido superada en los países desarrollados, donde la relación de tierra construida y espacio verde se ha invertido, concepto que parte de considerar el espacio verde como un valor agregado a la propiedad, favorable para el bienestar integral de la comunidad de residentes.
Esta concepción mezquina, podría cambiarse incentivando a los urbanizadores a desarrollar áreas verdes con una extensión concordante con lo urbanísticamente requerido; para lo cual, el gobierno puede negociar la fijación de impuestos diferenciales para estimular la protección de los espacios verdes privados y desincentivar el desarrollo de urbanizaciones ambientalmente inapropiadas.
En lo que respecta al espacio verde público, lo pertinente es aplicar lo establecido en El Decreto 2811 ó Código de los Recursos Renovables, en referencia con la protección de los cuerpos de agua como valiosos bienes públicos, los cuales a menudo se encuentran en propiedad privada, en razón de que las autoridades competentes no asumen de manera taxativa el reto de procurar la defensa del bien público.
Con el fin de lograr la conformacion de espacios verdes tecnicamente establecidos, en el distrito de Barranquilla se debe propiciar una clasificacion de los suelos existentes de conformidad con su tipologia geosismica, su importancia ambiental y la necesidad social de espacios de uso comun.
Esta clasificacion, debe partir de la necesidad de conservar las zonas riparias existentes, los humedales, áreas de inundación y laderas inestables; con el fin de dar al suelo un uso eficiente y pertinente, para que no se vuelvan a presentar hacia futuro, los problemas urbanisticos originados en el indebido uso del suelo y poder proporcionar a la comunidad los satisfactores necesarios para el mejoramiento de su calidad de vida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario LINEAMIENTOS PARA LA ORGANIZACIÓN AMBIENTAL DE LA MALLA VERDE Y LA PRESERVACIÓN DE LA FLORA NATIVA DE BARRANQUILLA

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre